LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

miércoles, 15 de enero de 2020

ESTA SOMBRA QUE FUI

La imagen puede contener: Enrique Baltanás, gafas y texto

jueves, 26 de diciembre de 2019

JOSEPH DE MAISTRE: MORCEAUX CHOISIS (II)

"En general, puede decirse que todos los gobiernos que no son monárquicos son aristocráticos, pues la democracia es sencillamente una aristocracia electiva."
 Resultado de imagen de politicos españoles 2019

viernes, 20 de diciembre de 2019

JOSEPH DE MAISTRE: MORCEAUX CHOISIS (I)

DE LA NECESIDAD DE LAS CREENCIAS

Reducida a sus fuerzas individuales, la razón humana es perfectamente impotente, no sólo para la creación, sino incluso para la conservación de cualquier asociación religiosa o política, pues no provoca más que disputas y el hombre, para conducirse, no necesita problemas, sino creencias. [...] Nada hay más importante para el hombre que los prejuicios. Pero no se tome esta palabra en sentido peyorativo: no significa necesariamente ideas falsas, sino tan sólo, si nos atenemos a la literalidad del término, ciertas opiniones que se adoptaron antes de todo examen.

lunes, 9 de diciembre de 2019

Y ESTA SEMANA...

Encuentro Poético de Sevilla


Durante dos días se darán cita varios eventos durante los cuales se constatará la enorme vitalidad de la poesía en la capital de Andalucía, desde los tiempos de Fernando de Herrera hasta la actualidad. Se presentará la antología de poetas sevillanos Lengua en paladar (publicada por editorial Thémata en su nueva colección Cielo abierto), así como los nuevos poemarios de Enrique Baltanás y Jesús Cotta, se celebrará un coloquio sobre las revistas poéticas en la ciudad y autores locales leerán sus poemas en un ambiente familiar y distendido.




lunes, 18 de noviembre de 2019

LIBRO NUEVO

Mi próximo libro aparecerá muy pronto: tan pronto como en diciembre. Sin duda un buen regalo en estas fechas para aquellos que tengan el buen gusto de gustarles la poesía. Más información, próximamente.

 

viernes, 20 de septiembre de 2019

viernes, 23 de agosto de 2019

MARINETTI O EL ARTE DE BENEFICIÁRSELAS



Quizá el mejor resumen del panfleto sobre la mujer del futurista en el frente Filippo Tommaso Marinetti lo hayan encontrado sus amigos y correligionarios Bruno Corra y Emilio Settimelli en el prólogo que escribieron conjuntamente para Cómo se seduce a la mujeres (Come si seducono le donne, 1917). Según estos, el libro se propone: «Combatir contra los fantasmas románticos que se llaman Mujer única, Amor Eterno, Fidelidad, es un intento de liberar nuestra raza latina de las corrosiones venenosas del claro de luna y de la sucia prisión de los celos.»
«Podría parecer con esto -prosiguen- que el libro de Marinetti […] es un documento de cinismo y de grosería. En cambio, es un libro de agasajo y de liberación a favor de la fuerza y la libertad de la mujer»
Entre tanto, Marinetti, de cama en cama, y entre aventuras sicalípticas que hay que suponer ficticias en su inmensa mayoría, nos desliza perlas como esta: «Le mujer que no cambia de macho se pone fea antes de tiempo, destruye su potencia magnética sexual y contribuye a deteriorar la raza.»
En fin, a qué seguir. Uno, que es de antiguo fiel partidario del axioma de Quohelet, ya saben, aquello de que bajo el sol nada hay nuevo, por mucho alarde de futurismo que quiera exhibir Marinetti, por mucho vanguardismo que muestre, no pertenece él sino a la larguísima saga de los lujuriosos y libertinos, a los que ya retrató Dante en su Infierno, con su amplia panoplia de trucos y recetas para lo mismo.
Eso sí, quizá contribuyó Marinetti con su grano de arena al desorden sexual actualmente vigente en nuestras sociedades. Pero la saga sigue. Después del futurismo, después de Marinetti.

(en  Caín&Abel Asociados, Sevilla, Los Papeles del Sitio, 2019)

miércoles, 7 de agosto de 2019

CUADERNOS DE HUMO VENTICINCO

Hilario Barrero, desde su refugio de Brooklyn, está manteniendo el fuego sagrado, a través de una labor humilde y sencilla, de la poesía secreta, esa que casi no suena y que desde luego no aparecerá nunca en la lista de los best sellers, ni siquiera entre los best sellers de poesía.
Hilario Barrero ha tenido la ocurrencia de escoger dos poemas míos para incluirlos en este número algo mágico que es el vigésimo quinto.
Y yo, orgulloso de figurar en tan cualificada compañía, me limito a mostrarlos, haciendo notar, así como de paso, que pertenecen a un libro de muy próxima aparición en la sevillana POESÍA AL ALBUR, con el título algo sombrío de Esta sombra que fui.



 [Litografía con que Hilario Barrero nos obsequia a los poetas participantes]

lunes, 24 de junio de 2019

CÓMO ELEGIR LOS LIBROS IMPRESCINDIBLES

"Cuando mi corazón oprimido me pide tranquilidad, la lectura viene en mi auxilio. Todos los libros los tengo allí a mano: pocos me bastan, porque hace ya largo tiempo que estoy convencido de la completa inutilidad de muchas obras que gozan todavía de gran reputación."
José de Maistre, Las veladas de San Petersburgo, col. Austral, 1943

 Y yo pienso en Gabriel Zaid y su Los demasiados libros, y pienso en la bulimia libresca, confesa y postulante de José Luis García Martín et alii, entre los que yo mismo debo incluirme, y no acabo de resolver el dilema.

Cuántos son "pocos libros". Supongo que eso dependerá de cada uno, de los que cada cual tenga por imprescindibles. Eso sí, perfectamente de acuerdo en lo de "la completa inutilidad de muchas obras que gozan todavía de gran reputación." En eso no hay duda, ahora, cuáles son los libros verdaderamente imprescindibles: es es la cuestión. 

Aclaremos que no se trata de reducir o limitar nuestra curiosidad intelectual, podemos y quizá debamos leer muchos libros, y debe distinguirse entre libros necesarios y libros imprescindibles, pero todo tiene un plazo, y llega un momento en que debemos plantearnos un "hasta aquí hemos llegado", o bien imaginar qué libros nos llevaríamos a un isla desierta, etc., etc. 

Yo, por mí no tengo duda. Sólo elegiría uno: la Biblia, que no es un libro, claro, sino toda una biblioteca. Y más digo: en la hora de mi agonía (¡amigos, hay que pensar siempre en la muerte!), me bastaría con uno sólo de esa biblioteca, y sería el libro de los salmos. Claro que, en ese caso, ya no lo podría leer por mí mismo, pero espero que alguien tenga la caridad de leerlos para mí.




lunes, 17 de junio de 2019

UN, DOS, TRES...

Si Antonio Machado lo hubiera pensado mejor, tal vez no habría escrito aquello de

Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
Una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.
 Porque, vamos a ver, es cierto que hay dos Españas, pero no menos cierto es que hay también dos Francias, dos Alemanias, dos EE. UU. y así un largo etcétera, y que esta dualidad se ha resuelto alguna que otra vez en guerras tan heladoras al menos como las españolas.

Y hasta, si me apuran, no sólo son dos, sino tres, pues hay una tercera España, que sólo Andrés Trapiello sabe lo que pueda ser eso, pero que, indudablemente, es, y si no que se lo pregunten a Chaves Nogales (del que otro día hablaremos).

Pero, para ser justos, y aun rigurosos, hay que decir que la estrofa, que se ha hecho tan popular y tan requecitada, es sólo la segunda, y que en realidad el poema empieza con otra que dice

Ya hay un español que quiere
vivir y a vivir empieza,
entre una España que muere
y otra España que bosteza.
 
Una que muere y otra que bosteza... Y ahí si que exclamaríamos, ¡Maestro, áteme Vd. esa mosca por el rabo!