LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

miércoles, 6 de octubre de 2004

El desmayo lingüístico de don Manuel Fraga

En la cámara autonómica, don Manuel Fraga, presidente de Galicia, pronunciaba su discurso... Un discurso en gallego, esa "lengua" que no es carne ni pescado, ni castellano ni portugués. Una lengua inventada por don Manuel Murguía, que nunca habló ni escribió en ella... Un habla rústica elevada a portaestandarte del celtismo galleguista. Una lengua ideológica.
Pero a don Manuel Fraga, en medio de su discurso, extenuado por varios días de intenso ajetreo y una gastroenteritis reciente, le dio una lipotimia. Y entonces se le aproximó uno de sus próximos. "Descanse, Presidente", pudimos oír que le dijo. Y Fraga: "He dicho que no". Del gallego de la tribuna y del discurso se pasaba al castellano de la intimidad, sólo que esta vez la intimidad fue sorprendida por las cámaras y micrófonos de las televisiones, y el "He dicho que no" lo pudimos oír todos.
La frase, por su contenido, revela la estatura moral de Fraga, uncido como un buey a su deber. Pero por su continente (la lengua española, a la que se volvía en el momento de apuro), nos ofrece la anécdota que puede elevarse a categoría sobre la falsa tramoya lingüística de nuestro actual Estado de las Autonomías.
Pero creo que en esta anécdota no se ha fijado casi nadie.

2 comentarios:

Juanjo dijo...

Creo, con todos los respetos, que te equivocas. Del hecho de que Don Manuel hable español en la intimidad no se deriva consideración alguna de importancia sobre el gallego, y mucho menos, sobre una supuesta artificiosidad de esa lengua. Una cosa es la utilización política de las lenguas, y otra, bien distinta, la realidad de su uso cotidiano por las gentes que viven aquí, que en su mayoría no se paran a pensar en qué hablan.

Un saludo.

Anónimo dijo...

En Galicia prácticamente nadie utiliza el pretérito perfecto compuesto. Incluso cuando habla en castellano un gallego (aunque no sepa hablar gallego) dirá: "llegué ahora mismo". Don Manuel Fraga, con su "he dicho que no", revela que su castellano no fue aprendido en Galicia; sus usos lingüísticos, por tanto, no se pueden considerar para nada representativos de los propios de los gallegos.