LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

jueves, 3 de enero de 2008

Va contra mi interés el confesarlo...

... pero cada día estoy más convencido de que la única salida para la crisis de la educación es privatizarla. Desde la infantil a la universitaria.
O sea, volver a lo que nunca debió dejar de ser. Un derecho y un deber de los padres, que deben ser libres para elegir colegio (y para pagarlo, claro, si les dejan los que los fríen a impuestos).
Hasta en la laicista Francia, tan orgullosa otrora de su enseñanza pública, se está produciendo una fuerte migración desde la estatal a la privada. Un síntoma. Y más que notaremos.

4 comentarios:

Irene Jansen dijo...

Me intriga mucho esa opinión. Y me encantaría que la explicase más, si es posible.

Sin duda, ya en mis años de carrera, recuerdo que había una diferencia abismal entre los que venían de LOGSE y los que procedíamos del BUP y el COU. Pero no sé si era así entre alumnos de colegios privados y los de instituto.

Yo estudié en un colegio privado hasta entrar en la Universidad, no conozco otra cosa. Sin embargo, siempre he pensado que a mis hijos los llevaría a una escuela pública. Considero que mi educación tuvo bastantes deficiencias, aunque supongo que no hay un sistema perfecto. Eso sí, en el sector privado la asistencia a clase es obligatoria y la disciplina se aplica algo mejor.

De verdad me interesa saber más. Para hacer buenos juicios hay que estar informados, ¿no cree?

Mujerarbol dijo...

Yo creo que la cosa está tan "emputecida" (y perdón por el neo-exabrupto) que solamente una catástrofe hará reflexionar a los "poderes públicos" sobre la importancia real de la enseñanza. Apenas se conforma el PP con susurrar que "a lo mejor un cheque escolar...". ¡Memeces!
Del partido en el poder no digo nada, que les falta tiempo para introducir novedades cuando no se necesitan y a cada cual más extravagante.
Sr. Baltanás, me permito enlazar su juicioso blogo en el mío. Un saludo.

Enrique Baltanás dijo...

Volveremos en breve sobre el tema de la enseñanza, porque hay mucha tela por cortar.
Saludos, Irene Jansen.
Mujerarbol, gracias por el enlace.

Anónimo dijo...

Me parece una barbaridad lo que usted escribe en su blog, no hay nada peor para que la educación pública termine de fastidiarse como promocionar la educación privada.

Debe cambiarse de actitud, revalorizar la figura del profesor (que tan mal visto está en la sociedad española) e imponer disciplina y respeto como valores absolutos en las escuelas, pero nada de privatización.

La educación debe ser un bien público, laico y libre, no volvamos a otros tiempos, por favor.

Y en cuanto a eso de "freir a impuestos" de eso nada, para que un estado de derecho funcione ha de recaudarse una serie de impuestos. Queremos tener una educación como en Finlandia sin pagar un duro, ¿cómo va a ser eso? Rebajar impuestos siempre ha sido de derechas.