LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

miércoles, 16 de septiembre de 2009

España

Quijada de Caín, bárbara España,
astifina de odio. Un sol de insidia

descuartiza los mapas, la perfidia

flamea en el raíl de tu guadaña.

Te repudian tus hijos, madre extraña,

erial de iniquidad, corral de envidia,

en ti no hay redención, toro de lidia,

derriba, empuja, embiste hasta la entraña.


En paisajes levíticos levitan

tenebrosas, aéreas catedrales

y los campos iberos se marchitan:


tierras rojas, marchitos secarrales

donde los huesos de la tribu gritan

funerarias consignas radicales.



José María JURADO, La memoria frágil, Cáceres, Diputación provincial, 2009.

15 comentarios:

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Gran soneto, sin duda. Y además, valiente. Enhorabuena a José María.

José Miguel Ridao dijo...

Es magnífico, y tiene marcado el sello de la casa. Parece que se lo estoy oyendo recitar. Enhorabuena a José María y gracias a ti, Enrique, por traerlo.

LFU dijo...

¡Bravo! Curiosamente, no hay demasiados sonetos a España y este es bueno.

José María JURADO dijo...

¡Qué gran sorpresa!
Muchísimas gracias, Enrique.

Aviso al curioso lector de que Enrique ha recortado un verso para que salga el endecasílabo medido y melódico, donde dice "marchitas" yo dejé "amarillas" para pintar la bandera (¡¿no iba a poner "güaldos"!?), le agradezco a Enrique la bondad de hacerme quedar mejor.

Por cierto algún lector radical me sugirió si no sería lo suyo modificar "radicales" por "abisales"... Pues no, tal y como están las cosas, no.

Gracias, amigos.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Me sumo al homenaje. Alguien debería publicar, y creo que tendría cierto éxito, una antología de poemas dedicados a España y en esa antología éste debería figurar.

Saki dijo...

El soneto tiene belleza, pero conceptualmente es muy parcial, y ahonda en una España que no se corresponde con todo lo que España es. Yo que vivo en la España húmeda y verde del País Vasco no me siento indentificado con esa imagen de "secarral", y además tengo mejor opinión de España.

José María JURADO dijo...

Querido Saki, bienaventurado tú, yo soy andaluz y extremeño, esa es la España que me ha tocado vivir.

La España de la que yo tengo una buena opinión es esta, donde sí aparece el País Vasco:

http://www.jmjurado.org/?q=node/225

o esta, de ultramar:

http://www.jmjurado.org/?q=node/266

Desafortunadamente o ha desaparecido o no la encuentro en mi día a día. ¡Qué le vamos a hacer!

Ángel Ruiz dijo...

El poema tiene fuerza, pero entronca directamente con 'Campos de Castilla' en la visión de España: y la de Machado era una visión muy parcial -y muy injusta- y este poema también lo es.
Saki señala bien dos cuestiones: las tierras secas de Castilla -y yo soy de allí y me gustan secas, con trigo y amarillas- como metonimia de España son un reduccionismo; y la visión malditista de España es otro reduccionismo muy injusto que se desarrolló sobre todo en torno a los krausistas -la España levítica de los 'malos'-.
Pero el anfitrión de este blog sabe mucho más del tema y podría explicarlo mejor.

Saki dijo...

"25 de Enero
Se inaugura la galería Sorolla en la Hispanic Society de NY.



Como rompe la luz sobre los prismas en haces de color multiplicada, así, sobre mis ojos, las tierras encendidas de mi patria, cielo puro de España -¡tan lejano!- bajo el cielo marfil de Nueva York:

Racimos de naranjas como soles, azules soleados de Valencia; profundo azul añil de Cataluña, henchido de pescado y de salvajes pinos; las velas del verano, las blusas marineras, Atlántico de plata y Ayamonte, azules las escamas deslumbrantes y, al fondo, Portugal. Pirenaicos y verdes terciopelos, túnicas talares, montañas de Navarra y Aragón; verdes agrestes de Guipúzcoa, dulce bucle de ojos melancólicos junto al árbol sagrado de la tribu; palmerales de verdes infinitos, amarillos y grises de tan verdes: Levante de la luz, dátil de oro; y los toros que doblan los caminos de hierro, los hombres a caballo, las chumberas alzadas y la Plaza y la reja y la cruz y el farol. Corteza de Castilla, pan dorado, como la piedra catedral de Extremadura o la testa profunda de las vacas tutelares de Galicia.

España blanca de titanio y trigo, jardín donde golpean las más antiguas olas, vestida de festejo acudes a mis ojos sin banderas moradas ni cruces pectorales, tan novia de la luz, tan verdadera bajo el cielo turbio de Manhattan, que tengo que llorar.

Hoy suspiro por ti, lejana y bella, madre mía."

En efecto, esta visión de España me parece más justa e integral.

★. pacokafka dijo...

Sí. Habría que hablar de las españas, para intentar huir de los estereotipos. Por ejemplo, la españa pirenaica y europea, la africana y caliente, la oceánica, la mediterránea y la mesetera crisol. Sin olvidar que es una entidad mayormente casual, por otra parte y escasamente intencionada (más bien mal intencionada) Más que amores, la economía promueve pactos.
Yo hubiera colocado "güaldos". Me hace sentirme más libre, libertino si se prefiere.

FELICITACIONES.

Enrique Baltanás dijo...

Sí, quizás lo de gualdos no estaría mal: tierras rojas y gualdos secarrales.

José María JURADO dijo...

La solución singular "tierra roja, amarillos secarrales" parece que flojea de los cuartos delanteros.

Sin querer exportar el debate a otro país me hago eco del asunto (y de las guerras de nuestros apntepasados) aquí:

http://lacolumnatoscana.blogspot.com/2009/09/espana.html

Para quien pueda interesar.

Saludos.

Ángel Ruiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
★. pacokafka dijo...

A José María.
Nos quedamos con tu amabilidad, porque de -LA COLUMNA TOSCANA- no queda más que un cartelito recordando que existió.
http://lacolumnatoscana.blogspot.com/2009/09/espana

A Enrique.
Ha quedado inmejorable. Gracias.

★. pacokafka dijo...

Ahhhh, mil disculpas!!!!
Al segundo intento, se ha recuperado y abierto el blog toscano. Retrocedo a su lectura, antes de que vuelva a escabullirse.

Mil disculpas, de nuevo.