LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

miércoles, 6 de julio de 2011

¿POR QUÉ...

este poema de José Luis García Martín que dice


Se han ido los últimos amigos;
abro las ventanas para que salga el humo,
para que entre la impaciente luz del día.
Todavía la casa resuena con sus risas,
en los vasos hay huellas de labios,
también sobre mis labios;
aún resuena el motor de un coche,
aún oigo renqueante el ascensor.
Y entonces llegas tú, la no invitada,
y con el hosco silencio de costumbre,
retiras platos, vacías ceniceros,
y antes de que amanezca,
antes que el sueño llegue,
ya no queda en mi casa ni en mi vida
el más mínimo rastro
de la fiesta.


y que el autor ha titulado "Madrugada", no lo ha llamado mejor y más propiamente "La asistenta"?


A continuación ofrezco otra versión, métricamente regularizada, aunque no sé si más conseguida (probablemente, no):




Se han ido ya los últimos amigos.
Abro yo las ventanas para que salga el humo
y entre así la impaciente luz del día.
Todavía la casa resuena con sus risas,
en los vasos hay huellas de unos labios,
también sobre mis labios.
Aún se escucha el motor de un lento coche,
aún oigo renqueante el ascensor.
Y entonces llegas tú, la no invitada,
con el hosco silencio de costumbre,
retiras platos, limpias ceniceros,
y antes de que amanezca,
antes que el sueño llegue,
ya no queda en mi casa ni en mi vida
el más mínimo rastro de la fiesta.

2 comentarios:

cb dijo...

Pero vamos a ver, sr. Baltanás, ¿conoce usted alguna asistenta que trabaje antes del amanecer y que no deje el más mínimo rastro?
Lo que sí que se ve es que el Sr. García Martín es la mar de hacendoso y apañadito, y que sale bien sobrio de las fiestas.

Enrique Baltanás dijo...

Antes del amanecer... todo depende de que horario sea, si de invierno o de verano, y de en qué momento de dicho horario se presente. Le aseguro, CB, que hay asistentas muy madrugadoras.