LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

sábado, 21 de octubre de 2006

Belleza ciclista

[Ciclista, óleo sobre lienzo de Enrique Bernard, 1976]

Me piden colaboración para una antología de versos sobre la bicicleta, o algo así. Como me gusta la improvisación y el repentismo, y adoro escribir por encargo (será por lo poco que me encargan), les mando este poemilla que titulo, sin duda con poca originalidad, "Belleza ciclista":

Al viento la cabellera,

pasas, belleza veloz,

montada en tu bicicleta.


Por los oros de la tarde,

te abren los árboles paso

en el sendero del parque.


Y yo, peatón parado,

a un lado de tu camino,

en mi banco solitario.


Dos ruedas y una cadena

y un manillar con que guías,

¿hacia dónde? tu belleza.


Un momento dejo el libro,

para leer en tu pelo

todo lo que el viento ha dicho.


Cadena que no encadena,

sino que disfraza de alas

a las que parecen ruedas.


Yo le he preguntado al viento

y el viento claro lo ha dicho.

Ya has pasado; yo me quedo.


(No todos los días puede uno escribir una obra maestra, pero todos los días se deben aporrear las teclas y hacer dedos).

3 comentarios:

Rocio Arana dijo...

Me ha gustado mucho el poema, sobre todo me han entusiasmadola estrofa segunda, la quinta y la última. Mi abuela paseó en bicicleta hasta los ochenta y dos años, momento en el que sus hijos le dijeron que ya estaba bien. Ella se llevó un disgusto, y mi padre me pidió que le hiciera un poema a la abuela ciclista. Me salió algo horrible y a ella le encanta, lo va enseñando a media humanidad...

E. G-Máiquez dijo...

Lo dedos ya los traías hechos. Lo que sí que has hecho es un poema delicioso. Dale, de mi parte, las gracias al que te hizo el encargo.

Anónimo dijo...

He aterrizado por aquí de puritita casualidad y me lo estoy pasando fenomenal. Muy bonito este poema de la belleza ciclista y fugitiva (es así, la belleza siempre parece que va en bici),incluso con esa sílabita de más chirriando en el disfraz (no te apures, es cosa de bicis. Y de encargos). Saludos afectuosos de una que intentaba saber si ya se ha publicado la antología de Ibáñez Langlois.