LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

lunes, 2 de octubre de 2006

El crítico insobornable

Un crítico insobornable sería aquel que no sólo resiste las presiones de las empresas, las editoriales, los gurús, los poderosos, etc., sino, y sobre todo, el que no está dispuesto a dejarse sobornar tampoco por él mismo.

3 comentarios:

pies diminutos dijo...

Qué difícil, Enrique, qué difícil...

Lopera_in_the_nest dijo...

Pues yo me dejo sobornar!. Por el espíritu emprendedor y luchador de mis hijos, y por que ahora me enseñan ellos a mí, en vez de yo a ellos. Por la paciencia de mi mujer que ha sido capaz de conformarse con un tipo como yo, y por sus lúcidos argumentos que la han llevado a ser tan magnífica profesional, superándome en casi todos los planos en los que coincidimos. Por la lealtad de los amigos, esos que son imprescindibles para que la soledad no nos deje sin aliento.
O sea que soy un tipo débil pero aspiro a los momentos de felicidad que me proporcionan los que me sobornan.

No sé si te lo he dicho alguna vez Enrique Baltanás, gracias por darnos este expléndido blog!.

Panduro dijo...

Entre lo que me perdí, lo que no llegó y a lo que no llegué; se me escapan muchas cosas, así que disculpe, pero ¿en qué consiste dejarse sobornar por uno mismo?

¿Quiere decir que es más yo la imagen idealizada que pueda tener de mí mismo que mis propios actos?

Entiendo que se puede referir a la renuncia a intentar ser lo que creímos ser, pero no siempre es soborno, o traición, a uno mismo. No todos somos libres de llevar el empeño hasta el final.

Perdí. ¡Sea!