LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

jueves, 8 de noviembre de 2007

¿Caridad o justicia?

En tiempos se decía mucho aquello de que no había que hacer caridad, sino justicia.
Hoy, visto lo visto, vemos mucho mejor que la base y origen y manantial de la justicia es la caridad, y no al revés. Que la justicia no es sino la fotocopia de la fotocopia de la fotocopia de la caridad. Que la caridad llega adonde nunca, y nunca quiere decir nunca, podrá llegar la justicia. Que sin raudales de caridad jamás viviremos en un mundo justo.
Dejad que de la justicia se ocupen los jueces, los fiscales, los abogados, los litigantes. Pero que en el corazón de cada hombre esté encendida siempre la lámpara de la caridad. Hagámonos, cada noche, un examen de caridad.
Y pienso que este no es un pensamiento seráfico, ni cándido, ni utópico. Es, estrictamente, un pensamiento realista. O sea, doloroso.

15 comentarios:

gutiforever dijo...

Recuerdo que mi abuelo siempre repetía una cita de Concepción Arenal,cuando saliamos de misa:
"Hay tanta justicia en la caridad y tanta caridad en la justicia que no parece loca la esperanza de que llegue el día en que se confundan."

Rocío Arana dijo...

Buenísimo lo de la fotocopia...

Mahandry Sabanduky dijo...

Totalmente de acuerdo, pero andan por ahí unos iluminados intentando sustituir el tradicional concepto de caridad, por el mas ajustado a sus conceptos retro-progres de solidaridad. Ven la caridad como algo antiguo, aunque se basen en la idea para intentar crear una especie de caridad laica, la solidaridad de las ONG. Y después pasan cosas como las del Chad, que desgraciadamente tendrán nefastas consecuencias para los que se dedican a practicar la auténtica caridad.

CB dijo...

No se me han olvidado, es más, los recuerdo con frecuencia, unos versos de W.Whitman leídos hace años al azar en una librería (supongo que serán de Hojas de hierba, pero no lo sé seguro), que algo tienen que ver con el asunto y que dicen así:

"No juzga como juzga el juez, sino como el sol que cae alrededor de una cosa desvalida" .

Es una cosa un poco absurda, pero el libro no lo compré -además de porque sólo había entrado a cotillear y sin dinero- porque según leí aquello me eché a llorar y tuve que salir corriendo y de perfil. Si dejamos a San Pablo aparte, no he encontrado mejor definición de lo que es la caridad.

Lopera in the nest dijo...

"cb" escribe el trozo de poema que citas en google y verás que la primera entrada te dice de donde está sacado. Parece que es de "Hojas de hierba".

Rocío Arana dijo...

Es que la palabra caridad nos repele, yo creo que, aparte de toda la progresía, es una cuestión de términos. Caridad... y nos imaginamos a cuatro grand dammes viviendo a todo lujo y repartiendo mendrugos los domingos en las chabolas, sintiéndose muy santas... uff. Pero caridad no es eso.

Enrique Baltanás dijo...

Por supuesto, Rocío, llevas toda la razón...

Counter-Revolutionary dijo...

La relación entre caridad y justicia es más complicada. La caridad de los corazones, desde luego, es importantísima, sin ella la justicia no vale nada, es una justicia fría. Pero la caridad sin la justicia es muy limitada. Se cae en la trampa de quienes dicen que se puede sostener un sistema socioeconómico injusto, como el presente, confiando en la simple caridad. No buscar la justicia, desde luego, es muy poco caritativo. Pero la justicia, si debe ser justicia, se debe buscar desde la caridad.

CB dijo...

Gracias, lopera in the nest, sí que lo parece. Lo busqué hace tiempo y sólo me encontré cosas peregrinas. Es curiosa esa comparación entre Whitman y Neruda, escribir desde la admiración y el amor, o desde el ataque y el rencor.

carmen dijo...

El justo no abandona su lado bondadoso, el caritativo, sí lo puede llegar a hacer.El mal puede incluso acurrucarse en las personas caritativas; todo depende de cómo entiendan la vida.
Pero la justicia a veces se aleja de lo justo, entonces todo puede llegar a complicarse.
Un saludo

andres zamora dijo...

ENHORABUENA

carla dijo...

La caridad no es nada sin la justicia, y la justicia puede caminar sola.
Hay justicia, a veces, en un tribunal. Pero eso no significa que el juez que dictamino la sentencia haya sentido amor por la victima o por el acusado, ni que lo haya querido ayudar, simplemente hizo su trabajo.
En cambio la caridad es de los justos. Una persona justa es aquella que cree necesario dar a las personas lo que se merecen.. Si tu hermano roba, se droga y se esta muriendo de hambre, podes darle amor, compañia, consejos y dinero. Estarias siendo caritativo al darle amor, compañia y consejos, porque en realidad solo merece esos bienes sentimentales que a nadie le sobran. Darle dinero de forma desinteresada y amorosa, por el contrario, no seria ni siquiera correcto, porque no es o que se merece y tampoco lo que podria ayudarlo.
Detras de un acto de caridad debe haber justicia, porque la justicia es la base de la caridad.
Sin justicia la caridad se cae... algo asi como empezar a contruir una casa por el techo.

En conclusion, la caridad "sin justicia" no debe intervenir en cuestiones materiales, solo en las del alma. Y aun en estas estaria presente, ya que es justa para el hombre la vida social que conlleva recibir amor, respeto, apoyo y consuelo, por parte de los demas.

Por otra parte, es imprescindible que haya justicia para recrear las bases fallidas que promueven las carencias materiales.

amex casino dijo...

Cannot be

marcelo sanchez dijo...

es muy cierto, mas teniendo en cuenta que vivimos un mundo de reivindicaciones permanentes, pleitos permanentes y reclamos. Sin caridad no hay vida.

marcelo sanchez dijo...

es cierto muy cierto, vivimos un mundo de reclamos, reivindicaciones y planteos permanentes. Muchos de ellos justos, pero sin caridad NO HAY VIDA.