LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

jueves, 7 de febrero de 2008

Otrora y ahora

Los pastores, en otros tiempos, mezclaban churras con merinas; ahora, los políticos acostumbran a mezclar estadísticas con principios.

8 comentarios:

Apolonio-de-Rodas dijo...

¿Pero.... no eran churras y meninas?
Un saludo

Juan Antonio, el.profe dijo...

Churchill decía que sólo se fiaba de las estadísticas que él manipulaba. Si a eso unimos la escasez de principios de los políticos, el panorama es para echarse a temblar...

CB dijo...

Y, encima, las estadísticas o se las fabrican o se las inventan.
O sea: que no van de las estadísticas al principio (que sería criticable pero entra dentro de su lógica), sino del principio -aunque éste sea sólo el interés- a las estadísticas: Una buena campaña mediática por aquí, una subvención por allá, un canoncito para los actores que tienen mucho tirón, y ya tengo las estadísticas-parapeto que necesito.
Voy a ver si encuentro donde retirarme este mes, no voy a poder resistirlo.

Panduro dijo...

Es que la tentación de aplicar aproximaciones estadísticas a los principios es muy fuerte. Para los políticos, quiero decir.

gutiforever dijo...

Hemos dado incluso un paso más, que haría incluso plantearse el suicidio al mismísimo Leibniz; negar la evidencia de las cifras y los datos, para llegar incluso, a negar la exitencia misma del problema.
¿Alguien da más?.

Enrique Baltanás dijo...

Variante: "encuestas con principios".

Morgenrot dijo...

¿ Se acuerdan de las palabras de Groucho Marx? ...

" Yo tengo unos principios, pero si no les gustan...,tengo otros ".

Jaime dijo...

qué bien visto, y oido.

Lo de las churras y las meninas es lo que deberíamos decir en el prado.