LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

sábado, 31 de mayo de 2008

Soneto en el semáforo


Uf, como la entrada anterior es tan deprimente, y no por el texto en sí de Nietzsche, o por su persona, que al fin y al cabo es un ser digno de piedad y conmiseración, sino porque ha habido y hay quien se lo toma en serio, quien lo sigue y admira, y hasta quien pretende ponerlo en práctica, he decidido tapar hoy mismo la entrada con otra que cambie el paso, la atmósfera, no sé.

Como no se me ocurre ahora nada mejor, copio un poema propio, que no recuerdo de cuándo data, porque yo carezco de la manía migueldorsiana de la fecha exacta, inédito, pero inédito de esos que nunca saldrán de inéditos. Se me dirá que ahora, al darlo aquí, ya pierde su condición de inédito. Y, bueno, técnicamente, sí. Pero el blog, que tantas funciones tiene, tiene también la de papelera. Es como si quemara el poema con la cerilla del blogger. Pues, nada, véanlo ustedes arder. Les prevengo, es una bagatela.

TÚ acompasas el paso de la gente,

la sístole y diástole del cruce

de avenidas, ahora en que reluce

la ciudad encendida de repente.

Tú detienes mi paso. Tú pendiente
me dejas de aquel ojo que traduce

la urbana voluntad que nos conduce

a todos por las calles civilmente.

Y tú por las nocturnas calles das
luz verde a mi esperanza que quizás

a un hogar o a un amor no llegue tarde.

Aunque hay veces que en ámbar repentino
angustia siembra tu fulgor hialino,

que no hay quien al amor le diga: «Aguarde».

Ahora están en su perfecto derecho de disparar al pianista. Todo sea por olvidar (de momento) a Nietzsche.

10 comentarios:

Ignacio dijo...

Disparo al pianista.

Independientemente del verso, considerar que esto es una papelera es considerar basura lo que yo hago.

Entre otras cosas, leerte a ti.

¿tan bajo he caido que rebusco en la basura?

¿tan mierda soy?

Si además tengo un blog, ya soy un peldaño por debajo. ni imagino el sitio.

Soy mejor que muchos consagrados; soy bueno, o soy malo; no lo se( o sí lo se)pero esto de autodespreciarse no creo que haya sido un acierto.

En pleno momento de eclosión de la imprenta, le has dicho a Guttenberg que su invento sólo sirve para hacer la propaganda del pryca.

Ignacio dijo...

Utilizo esto par aun post; me parece una clave de entendimiento; al menos para mis cuitas personales, a tu disposición, por supuesto.

Enrique Baltanás dijo...

Debí de explicarme mal: no dije que el blog fuera una papelera. Dije que "también" podía ser una especie de papelera, o de tubo de ensayo, o de laboratorio. El libro tiene algo de más definitivo. Relativamente, claro, porque los que frecuentamos librerías de lance y de viejo sabemos lo que hay de "permanente" en el papel: el infinito olvido y la tonelada de polvo.
Yo, desde luego, valoro muy mucho el soporte blog: pero precisamente por lo que tiene de flexible, de espontáneo, de borrador, de efímero...
Ya digo, debí de expresarme mal.

Joaquín dijo...

Hay poemas para leer en el tranvía, en el metro o en el autobús. Lo que no sé es si un semáforo en rojo da para leer un soneto. Voy a probarlo (este soneto no es tan malo como para dispararle al pianista, me parece; tiene su punto de esperanza y todo).

Ignacio dijo...

No te has expresado mal, pero ya hay quien tuerce las cosas.

Es una reflexión sobre la validez del medio: pienso que la red es una enorme revolución; y como tal no sabemos aun donde estamos; como primitivos ante un missil intercontinental; pienso que en gran medida somos la prehistoria de lo que viene, la avanzadilla, los zapadores.
No quita el soporte valor al texto, eso es lo inherente a lo que yo digo.

Y respecto a tu reflexión, en mi blog te he puesto un trozo de un poema del dean Martí, reflexión adecuada mia de una reflexión que hizo él supongo que comparable a la tuya de "no vale la pena"
No es un ataque o algo asi: es una reflexión inducida por ti, en absoluto nada contra ti, al reves.

Morgenrot dijo...

Originalísimo poema a un ¡ semáforo !.

Es de consideración.

Me ha gustado

Ignacio dijo...

Hola. Venía a saludar y a decir que el Ignacio que escribe los comentarios de arriba es otro distinto del Ignacio que soy yo. Lo cual que es un engorro.

Ignacio dijo...

Cierto; vaya que siento si te ha causado perjuicio; que vamos a hacer.

Ignacio dijo...

Te copio de mis comentarios; lo mismo en los dos lados; así al menos lo lees:



No hay ningún reproche en mi post; es una reflexión abierta; tu, tu blog consideralo como quieras, faltaría mas; pero hay una indolencia a los blogs que a veces es despectiva y yo siempre mantengo que la red es la revolución que (aparte del evangelio) ha habido desde el neolítico; cada cual haga lo que considere.

Pero sigo pensando que sin la blogosfera no se entenderá el futuro,
y además lo personal: no sabría de tu existencia ni la del semáforo (que a mi me ha gustado)si por un blog no hubiera leido un blog que me llevó a un blog....

En tu caso, el Dean Martí, escribió un poema "libros escritos con infausto agüero" y de él, de Mayans, de la ilustración, sabemos más por su correspondencia que por sus "libros"
¿acaso esas cartas no son post de blogs pretéritos?
te transcribo (y traduzco)
un trozo:


Libros escritos con infausto agüero
y papeles estériles, andad al fuego.
¡Mal haya! para vosotros, oprobiosos, sin arte.
Letras vacías, al suplicio, como culpables,
Marchad, gloria triste y vana para mí.
Y tú, aborrecida Minerva, diosa engañosa,
perdición de la mente laboriosa y buena,
diosa fútil, torpe deidad,
añagaza mortal, vete muy lejos.

Rocío Arana dijo...

Pues a mí me ha gustado mucho el soneto, que no habla de un semáforo sino de las prisas y el amor, y tiene imágenes muy buenas...