LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

jueves, 17 de diciembre de 2009

La actualidad

La actualidad es como una lluvia torrencial y caudalosa, que nos cae en medio de un estepa sin refugio ni abrigo posible, y nos cala los huesos.

La actualidad es un no saber adónde acudir. Las balas cruzan en todas direcciones. Estamos lejos de cualquier trinchera.

La actualidad suele ser hostil, insidiosa, como una fiebre que nunca remite.

La actualidad, en España, es llorar. Y fuera de España, también.

Con sólo rozarnos, la actualidad nos abre llagas. Y sobre esas llagas, la actualidad vuelve y derrama desvergonzada y cruel su sal hiriente.

La actualidad hace que nuestra vida pase en vano, girando en el tíovivo infernal de un laberinto sin salida.

La actualidad me deprime. Me oprime. Me comprime.

La actualidad es una hemorragia incontenible por donde perdemos sangre, o sea, perdemos vida.

Como un torrente desbordado, la actualidad nos arrastra y nos golpea, nos enguye y nos ahoga.

Para sobrevivir en este oscuro laberinto sólo hay un remedio: agarrarnos firmemente al hilo de lo eterno.

Y contemplar la actualidad, esa soga de presos, esa cruz que quiere descucificarnos, sub specie aeternitatis. Fijándonos en que todo lo que cambia no puede cambiar.

Vivamos para lo eterno o perezcamos en la actualidad.

Digo yo, no sé.

7 comentarios:

José María JURADO dijo...

De acuerdo en lo eterno: a evces leo los periódicos con meses de retraso, guardándolos, para respirar mejor.

LFU dijo...

Cuantas gracias tenemos que dar por tener fe, sobre todo cuando ves cómo se va pudriendo todo lo que te rodea. «Vivamos en el mundo, pero tengamos otro mundo aparte, en un rincón del alma»

Feliz Navidad, amigo

Lola Roldán Riejos dijo...

Así es precisamente como siento la actualidad y a ese hilo me ato casi cayéndome.
Un saludo, maestro.

Luis Valdesueiro dijo...

Las actualidad nos impide ver lo sucede. Es fenoménica.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

A mí la actualidad también me deprime.

Olga B. dijo...

La actualidad como hemorragia incontenible me parece un hallazgo. Refugio provisional de la vida, río por donde se escapa, sí. Cuerda de presos y, a la vez, casi el único lugar donde estar vivos.
Si no hubiese nada eterno a lo que agarrarse... yo a veces no lo sé, et excrucior.

Anónimo dijo...

la actualidad se torea como todo en la vida