LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

lunes, 1 de marzo de 2010

EPITAFIOS IMPROBABLES

(EL ATEO). He muerto en la esperanza. De morir para siempre.

*

(LA AMANTE). Tu mujer y tus hijos te olvidaron. Yo todavía no.

*

(LA VIEJA SOLTERONA). Flor nunca cortada. Me reservé para la Muerte.

*

(EL PAYASO). Ahora el que ríe soy yo.

*

(EL TORERO). ¿Me mató el toro o me mató el Destino?

*

(EL GUARDIA CIVIL DE TRÁFICO). Aquí donde estoy, ya todos circulamos a la misma velocidad.

*

(LA CORTESANA
). Mis huesos me reprochan hoy mi exclusiva dedicación a la carne ayer.

*

(EL POLÍTICO). Por fin gobierno con una mayoría más que holgada. Aquí lidero el partido de la abstención.

*

(EL NIÑO). No lloréis. Yo me libré de la vida a tiempo.

*

(EL NIHILISTA). La muerte no es nada. O sea, como la vida.

6 comentarios:

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muy buenos epitafios, me hacen pensar en los de Alejandro o Groucho Marx. Saludos.

Manolo Arana dijo...

qué bueno. el del niño me ha dao.

un abrazo, enrique. chichimeca no te olvida (jaja, tú epitafios y yo coronas...)

cb dijo...

El del niño, sí. Y el del guardia civil, es buenísimo.

Y qué detalle más fino el de quitar los humos, aunque no molestaban nada, eh, más bien al revés. Los buenos propósitos sólo llegaron al décimo día...a ver si a la próxima va la vencida. De todos modos, muchas gracias.

eres_mi_cruz dijo...

(EL VAGO). Ahora que quería doblarla...

(EL IMPOTENTE). ¡Por fin tiesa!...

(EL CULTURISTA). Me pasé con las pastillacas...

mora-fandos dijo...

Perdona Enrique, el comentario anterior es mío, se me escapó la tecla.

m dijo...

Muy buenos, especialmente el del nihilista. Me ha recordado a un soneto de Hierro, que le da un juego asombroso a la palabra nada.