LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

viernes, 31 de diciembre de 2010

AÑO VIEJO, AÑO NUEVO


Ya sé que es una convención, un puro arbitrio de la cronología, que poco o nada cambiará porque arranquemos la última hoja del calendario y abramos otro nuevo, que diga 2011, o sea, MMXI. Nada, aunque los periódicos hagan balance del año que acaba de morir en nuestros brazos. Si acaso, y eso es también pura convención, cambiará alguna cifra en nuestro sueldo, en nuestra hipoteca, en nuestras costumbres, porque ya no se podrá fumar en ningún sitio público… Poca cosa.
Así y todo, uno debería decir algo, algo solemne, o que sonase muy solemne y muy definitivo. Pero no, a uno no se le ocurre decir nada en esta coyuntura. Cambia un año, viene el otro, ¿y qué?
Ni siquiera tiene uno humor para hacer una lista de buenos propósitos para el Año Nuevo. ¡Hemos hecho tantas que nunca se cumplieron!
En estas circunstancias, tan negras y pesimistas, que afrontamos, y cuando sabemos que el año próximo seremos más pobres, sí o sí, y no vemos la salida  de este oscuro y largo túnel, desearos feliz año puede resultar hasta macabro.
Pero, en fin, pongámosle un poco de voluntarismo a la cosa: ¡Feliz Año Nuevo!

9 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

Me quedo con tus tres últimas palabras, Enrique. El resto... tienen la importancia que cada uno les queramos dar.

Feliz año nuevo, Enrique.

cb dijo...

Eso mismo: "¿Y qué?", pensé yo ayer leyendo "vivir mata".
Aun así, siempre hay una rendija para que se cuele la felicidad. La vida es sorprendente (no sé si "bella, ya verás" como cantaba Goytisolo, pero desde luego entretenida sí que es).
Feliz 2011 y un abrazo, Enrique.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Que no quede por buenas intenciones, Enrique: feliz 2011.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Feliz Año, Enrique. Un abrazo.

Ignacio dijo...

Feliz sea

José Manuel Gómez Fernández dijo...

Enrique:

Feliz MMIX. Mientras estemos, seremos. Un saludo mercurial.

Mora Fandos dijo...

Sí, la verdad es que sólo dan ganas de decir "Feliz minuto nuevo", porque más allá de eso... bueno es exagerar. ¡Feliz lo que sea, Enrique!

enrique baltanás dijo...

Feliz Año nuevo a todos. Por encima de la realidad, está el deseo.

Ana dijo...

Y los buenos deseos son son necesarios siempre... Cuánto más ahora. Un abrazo.