LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

domingo, 11 de marzo de 2012

CAÍN Y ABEL (VIEJA HISTORIA NUEVA)


(Madrid, 11 de Marzo)


Caín encuentra siempre su camino,
quijada, piedra, tósigo o pistola,
carta, raíl, teléfono, mochila,
hasta la espalda de los inocentes,
en el vilo inseguro de sus vidas,
hasta la nuca y pecho de su víctima,
donde siembra de mal y muerte el campo
que aún tan fértil en frutos se esperaba,
porque del inocente es siempre la esperanza.

Todos suben al tren, el mismo tren,
pero Caín ya sabe su destino
y también el de Abel, que lo ignoraba.
Caín es malo y mata, eso fue todo,
y sigue siendo todo aunque Caín
con otro nombre y traje se disfrace.
Caín alega siempre su pobreza,
su escaso fruto, el mérito negado,
y nombra idea lo que fue delito.

Muy breve es la lección: el mal existe,
y existe por sí mismo y porque quiere.
Pero ocurre es que a veces preferimos
la cómoda ceguera que lo niega,
la cesión, el olvido y el silencio,
la cómplice y unánime estampida,
el atajo que pierde a los que huyen
y en estatuas de sal los petrifica.

Caín sigue viviendo entre nosotros.
Muriendo cada día sigue Abel.
Cada día, nosotros elegimos
entre la indiferencia, el bien o el crimen.

5 comentarios:

Mora Fandos dijo...

Muy bueno, Enrique.

José Luis Piquero dijo...

Muy bueno, salvo que nadie ha escogido la ceguera ni el olvido ni mirar para otra parte. Afortunadamente.

cb dijo...

Una lección muy breve y un poema buenísimo.
Caín es el guardian de su idea, no de su hermano. Caín alega siempre la pobreza, pero nunca la resuelve, y casi nunca es pobre.
Tienes razón, el Caín bíblico es el primer ideólogo.

ANONIMO dijo...

JLP: no estoy de acuerdo,desafortunadamente y con respecto al 11m casi todos miran hacia otra parte, han olvidado y/o han escogido(escojido según la tropa) la ceguera.

gatoflauta dijo...

El anónimo refleja muy bien el efecto de la insistente intoxicación periodística, por parte de cierta derecha perfectamente cavernaria, acerca de los atentados del 11-M y el juicio posterior.

Que se trata de eso, de una intoxicación interesada y por motivos nada oscuros, lo prueba el que ninguno de esos que se han cansado (que todavía no se han cansado) de lanzar insidias al respecto se haya tomado el trabajo de hacer lo único sensato, si de verdad creyeran lo que dicen: presentar recurso ante los tribunales europeos, como han hecho incluso, y a veces con éxito, simples particulares (también aquí en España) ante cosas muchísimo menos graves.

Pero hacer eso supondría dos cosas: que quedara pública (e internacionalmente) de manifiesto la absoluta inconsistencia, cuando no el declarado absurdo, de las supuestas pruebas en que se basan, y sobre todo que se les quitara la ocasión de seguir lanzando impunemente insidias, ya que una vez desmontado su tinglado por parte de los tribunales europeos ya no podrían seguir diciendo que todo es un invento de la izquierda española para obtener el poder: tendrían que incluir en sus descalificaciones también a la justicia europea, y entonces se les iba a ver demasiado el plumero.

En resumen: pregúntese el Anónimo, y los que dicen lo mismo que él, por qué todos ésos que arrojan basura sobre lo ocurrido en el 11-M jamás han acudido allí donde de veras tendrían oportunidad de "aclarar" lo que, según ellos, es tan turbio. La razón es patente: esa supuesta turbiedad, creada por ellos mismos, les interesa muchísimo, por la rentabilidad en votos que creen poder sacarle. Es decir, se trata (ésa sí) de una manipulación absolutamente descarada no sólo de los hechos, sino de las víctimas y del dolor de familiares y amigos.

¿Por qué si no, repito, no se ha presentado ya. no se presenta ni presumiblemente se presentará recurso alguno ante los tribunales europeos, para tener la oportunidad real y legal de "desenmascarar" así a quien haga falta, y condenar a quien lo merezca? Quizá es que también los tribunales europeos, y el mundo, y el Universo entero, están manipulados, viciados y controlados por Zapatero y sus huestes... En fin, sería todo muy cómico, si no fuera tan dramático.