LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

jueves, 7 de marzo de 2013

FAUSTO BOTELLO YA SUEÑA ETERNAMENTE EN SU PINAR

Acaba de morir, a los ochenta y un años, Fausto Botello. Los periódicos se hacen hoy eco de la noticia. Pero, en realidad, a muy pocos les dirá algo el nombre de Fausto Botello. Normal. Vivía retirado desde hace tiempo, cuando una enfermedad lo dejó al borde de la cuneta de la vida.

Pero yo siempre recordaré que Fausto fue el autor de aquel libro mítico (mitología personal, claro), Elegías de Oromana, publicado en 1973 por la colección Adonais.

Quien escribió aquello de

Qué dulcísimo gozo
es éste de tenderse a la sombra de un pino,
cara al cielo y al viento,
sintiendo la caricia del sol sobre la carne
y un olor a resina temblando en los pulmones
como un grito de júbilo.

sueña ya para siempre en su verde pinar de Oromana. Que esa tierra le sea leve.

3 comentarios:

ReltiH dijo...

UN PENSAMIENTO FRESCO LLENO DE PAZ. BUEN VIAJE PARA ÉL.
UN ABRAZO

Enrique García-Máiquez dijo...

Ay, que no lo conocía. Ese olor de resina se mete muy dentro.

CB dijo...

Un precioso haiku de despedida en el título. Fresco y pacífico, sí que es verdad.
Debe de ser una maravilla ese pinar que oro mana y huele a resina. Que descanse jubiloso y en paz.