LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

jueves, 8 de junio de 2006

Lápidas lapidarias

Todo el teatro de Valle Inclán es un teatro de marionetas.


José Antonio Marina es el Arturo Pérez Reverte de la filosofía.


Ortega era un dandy que en vez de colonia se echaba Dilthey.


Crítica de un libro de Gregorio Morán: ni era maestro ni vivía en un erial.


Yo he dado un paso más que Juan Ramón Jiménez: soy el cansado de mí mismo.

3 comentarios:

Mora-Fandos dijo...

Qué agudeza, me ha encantado. Lo de Ortega, del que tendremos que hablar, me ha llegado al alma.

Rocio Arana dijo...

Gracias, Enrique, por mandarme tu libro...

Javier Caraballo dijo...

Enrique Baltanás, qué alegría haberte encontrado en esta inmensidad de internet. La Red, que sonaría a peli futurista si no fuera porque nosotros estamos dentro y la protagonizamos a diario. En fin, gracias por las visitas y gracias por los comentarios. Si me lo permites, le aclararé a los demás usuarios de este Blog que nos conocemos de Alcalá de Guadaíra, que tuve la suerte de tenerte como profesor de Literatura en el Instituto Cristóbal de Monroy y que, desde entonces, parece que los dos hemos seguido de reojo la trayectoria del otro. Por eso, aprovecho para recomendarles a ustedes una visita por el Blog de Enrique Baltanás y por sus libros, especialmente el último sobre los Machado, en el que se rompen algunos tópicos.
Sepa usted, señor Baltanás, que le tengo un gran afecto.

Un abrazo.