LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

viernes, 7 de septiembre de 2007

Correspondencia

Tengo que ordenar al banco que en adelante no me mande más correspondencia. Cada nueva carta es una nueva depresión. O recaída en la misma. La de siempre.

8 comentarios:

San Isidoro dijo...

Asalto su casa y le secuestro el blog. Me debe una entrada dedicada al latín. Yo un Ingeniero de Letras, defensor del latín y del griego, ¡cosa que no hacen ni los alumnos de Filología Clásica!.

Enrique Baltanás dijo...

Precauciön: téngase en cuenta que este no es un blog estrictamente autobiográfico.

Counter-Revolutionary dijo...

Siempre he pensado que es peor la situación de los que sólo reciben correspondencia bancaria. (Precaución:Este comentario no es estrictamente autobiográfico ;) )

Anónimo dijo...

Pues voy a darte un consejo, amigo Baltanás de Ex libris, La tarde en las almenas y Medidas provisionales. Esa desagradable correspondencia bancaria quémala con un fósforo o pártela en mil pedazos antes de arrojarla a la basura, porque ayer leí en la prensa que han detenido a un tipo que las extrae de los contenedores y va a sucursales recién abiertas y con personal escasamente cualificado a los que engatusa consiguiendo retitar fondos. Y conozco a algún afectado. De modo que mucho ojo... Salud.

Enrique Baltanás dijo...

Gracias por el consejo, aunque ya lo sigo. Y quien no lo siga, que lo siga de aqui en adelante. La gente no se da cuenta de lo que tira a la basura... Alimentos, ropa, datos personales y hasta secretos inconfesables.

gutiforever dijo...

Lo peor,Baltanás,es que las cartas que te envian tienen un coste que luego te cargan en tu cuenta corriente,bajo el singular concepto de "mantenimiento".

canalsu dijo...

¡Apañao vas!, Hace algunos años, cuando las Cajas comenzaron a cobrar por el correo me presenté en la primera caja andaluza a que me explicaran por qué me mandaban varias comunicaciones con la misma fecha, cada una en un sobre.

-Usted es un cliente preferente, no protesta nunca.
-Pues mire usted, me las mete todas (cuidado con los graciosos) en un solo sobre.
-¡Hombre, por tres pelas!
-Tres pelas por diez sobres, cuatro días a la semana…¡y hagan el favor de quitarme el primer recibo que sólo es publicidad y repetido, joder!
-Si señor, lo que usted diga.

De eso hace algunos años y estoy por ir el lunes otra vez después de haber leído tu entrada.

Respecto de lo otro ¿qué te puedo decir si los gobernantes mismos hablan por nosotros y se felicitan de lo bien que vivimos?. Haz como yo, rellena una primitiva al menos una vez al año, y deseo que tengas más suerte.

Jesús Sanz Rioja dijo...

Bueno, ojalá fuera lo mismo. El tipo de interés sube cada vez.