LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

martes, 23 de octubre de 2007

Increíble, pero cierto

Hoy, el mayor freno al progreso lo constituye esa ominosa legión... de sedicentes progresistas.

8 comentarios:

Lopera in the nest dijo...

¿Me permite, mi admirado Profesor Baltanás, reproducir algo que me lleva rondando todo el día?. Ahí va:

SE TODOS LOS CUENTOS
.
Yo no sé muchas cosas, es verdad
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos...
Que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos...
Que el llanto del hombre lo taponan con cuentos...
Que los huesos del hombre los entierran con cuentos...
Y que el miedo del hombre
ha inventado todos los cuentos.
Yo no sé muchas cosas es verdad.
Pero me han dormido con todos los cuentos...
Y sé todos los cuentos.

Alberich el Negro dijo...

Cierto, cierto como el imperativo categórico de Kant, y claro, claro como el agua cristalina de Lanjarón (que es buena para el...): ayudas económicas indiscriminadas por nacimiento de hijos (sin considerar los ingresos de cada familia); supresión del sistema de promoción más justo que existe (el de la oposición) para favorecer el acceso a la judicatura (la idea ha debido partir de de la Vega —por su experiencia personal, digo—, aunque luego haya desautorizado a Bermejo); reparto presupuestario que beneficia a unas comunidades autónomas en detrimento de otras, creando mayor desequilibrio regional; superación de cursos con cuatro suspensos para "ayudar" al alumno; ayudas económicas para que los zotes no dejen de estudiar; concesión de subvenciones para pisos que sólo contribuirán a incrementar el precio de los alquileres (si es que las leyes de mercado no engañan); vía libre, en nombre del derecho de escolarización, a usos y costumbres que atentan contra el principio de igualdad de las mujeres...

El signo de nuestros lábiles tiempos. Pero mientras todo se pueda solucionar con una sonrisa... (el gran demiurgo dixit*).


*Y pixi.

Saludos desde el Nibelheim.

Enrique Baltanás dijo...

Otro ejemplo, Alberich, es el llamado "salario mínimo interprofesional". Aparentemente "progresista", es, en realidad una máquina de crear desempleo y de hacer subir la inflación. Por cierto, que en España lo implantó el régimen de Franco.

gutiforever dijo...

Decía Indro Montanelli,que lo malo de la izquierda,es que ha trastocado las ideas en consignas,y todas las actuaciones giran en torno a estas,aunque se revelen erroneas.
El mal del llamado "progresismo",es que ha perdido los referentes ideológicos tras la caida del Muro de Berlín,y andan deambulando por el desierto,y desempolvando,como las reliquias de la abuela,los presupuestos decimónicos más rancios y trasnochados.

Alberich el Negro dijo...

Así es, amigo Baltanás, porque me parece a mí (y corríjame si estoy equivocado), que esa última medida que usted menciona va a impedir o dificultar la entrada en el mercado laboral a personas poco cualificadas y con escasa experiencia.

Curiosamente, entre quienes más van a padecer la medida quizá se cuenten los jóvenes y las "jóvenas" (no olvidemos a estas últimas que luego se nos enfadan los y las "progres").

S(cordiales)DEN.

Panduro dijo...

Me da la impresión de que ya se ha superado el análisis de Indro Montanelli. De la trastocación de las ideas en consignas, se ha pasado a la asunción de las consignas en dogmas.

Ángel Luis Robles "Ruy" dijo...

Progresía, ahora no se entiende como debería creo yo, la progresión es un cambio hacia mejor, es cambio, pero es avance, mientras que hoy en día no creo que haya mucha progresía, sino más bien que lo que hay es simple cambio, sin progreso.

Todo progreso es cambio, no todo cambio es progreso.

La moda está en cambiar, en que estó que lo hizo tal partido hay que cambiarlo porque lo hizo él, o simplemente hay que hacer algo, aunque sea innecesario incluso perjudicial, pero hay que cambiar y se cambia, en nombre del progreso, eso sí, para quedar bien.

La muestra está en lo de las oposiciones, aunque hay muchas otras.

En fín, el verdadero progreso llegará cuando no haya enfrentamientos sociales, que hagan que un partido tire para unlado y el otro partido hacia el otro, sino más bien, ese progreso llegará cuando todos los hermanos tiremos para un lado, el mismo, el del avance social, sin enfrentamientos, ni de regiones, ni de clases, ni de partidos...

Natalia Pastor dijo...

Perfectamente creíble porque los cambios no son siempre para mejor. Su progreso es un movimiento a favor de demasiados elementos, principios y teorías que conllevan un retroceso de la estirpe humana. Son el regreso, a un lugar ideológico peligroso y nada halagüeño.