LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

miércoles, 28 de octubre de 2009

Descubrir el silencio

Durante estos días de fragilidad (una de las "ventajas" de la enfermedad es que nos hace redescubrir nuestra frágil naturaleza de quebradizo barro), he estado apartado del blog, que no de los blogs, que he seguido leyendo.

Pero he descubierto algo dotado de un mágico y secreto atractivo: el silencio.

Qué bien se está callado.

15 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

Y que lo digas, Enrique, y sobre todo sin oír a los demás.

Espero verte pronto, un abrazo.

Lola Roldán Riejos dijo...

Los que callan, saben.
Un beso.
Lola

LFU dijo...

No en vano, el hombre es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras. Me alegro de que estés restablecido. Un abrazo

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Pero no por enfermedad, Enrique. En todo caso, en convalecencia.

José María JURADO dijo...

Mejor se está sin decir "ná".

(que dijo el maestro en circunstancia similar)

coma.berenice dijo...

.

Joaquín dijo...

La verdad es que esto de los blogs (escribir y comentar) es para incontinentes. Un abrazo Enrique.

Antonio Rivero dijo...

Como dijo Aristóteles: "El necio afirma, el sabio duda y reflexiona" Pobre necio entonces fue él, y yo, y todos...

Un saludo

Luis Jesús Torres dijo...

Una vez, fingí una ronquera,...no sabes de la cantidad de cosas que me enteré.

Hbalar cofunedn a la gnete.

jaime dijo...

si, por que los tuyos son silencios elocuentes, que dicen cosas... En fin, un silencio que no puede ser silencio. jgm

José R. Suárez dijo...

Ay, el Silencio...

Post Scriptum La maternal docente.

eres_mi_cruz dijo...

lo deberían prescribir los médicos...

pero es menos violento decirle a
un tío que deje el tabaco...
que es como dejar el blog...
un vicio retornable...

beba mucha agua, enrique

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Mejor, que el propio dios!

canalsu dijo...

También me voy por donde discurre el agua. Eres escritor y, encima, maestro. El silencio blanco y otros cuentos.

Olga B. dijo...

Yo también soy partidaria de muchos silencios; pero no de todos, que algunos embrujan.
¿No es ya mucho silencio?
¿Cómo está?