LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

jueves, 14 de enero de 2010

Desastres de nuestro tiempo: la descolonización

Fantaseemos un poco, imaginemos, hagamos ucronía...

¿Qué hubiera pasado si Haití hoy día siguiera siendo una colonia, o provincia, o departamento de Francia?

¿O si los EE. UU. hubieran decidido anexionárselo, a lo mejor con la fórmula de Puerto Rico?

El terremoto habría sucedido de todas formas.

Pero... ¿qué hubiese cambiado?

5 comentarios:

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Creo que sabemos muchas cosas, y nadie desea saber nada.

Lo que más me impacta es que hace unas semanas en Portugal hubo un "importante" terremoto y nadie ha fallecido.

¡Este es el mundo en el que vivimos!

andcaif1 dijo...

todo, incluyendo que no hubiera debajo de los escombros hombres y mujeres negros, sino blancos de piel lechosa.

RAMON ZAMORA dijo...

Por ese camino se termina justificando el colonialismo.

Simeón dijo...

El punto de vista de su comentario sobre el terremoto de Haití contrasta bastante con el de los que se están haciendo en los medios: en vez de suscitar en nosotros el sentimiento de solidaridad con nuestros semejantes, parecen querer estimular el complejo de culpa del mundo occidental y seguir con nuestro autoflagelamiento por lo mal que hemos dejado el mundo.

eres_mi_cruz dijo...

a juzgar por lo ocurrido en Nueva Orleans tras el huracán Katrina... la diferencia fundamental sería la proporción de ciudadanos americanos o franceses entre las víctimas...

el hormigón y el ladrillo pesan y caen igual en cualquier parte del mundo y estamos hablando de un terremoto de 7,3 en la escala de magnitud de momento...

hagamos diatopía... una ectopia planetaria...

el bloque de nueve plantas donde vivo en Sevilla habría quedado desnudo y posiblemente a salvo del colapso gracias a la ductilidad de su estructura metálica pero el bloque de enfrente no...
quiero decir con ésto que cuando la Tierra se arrasca esto es la Gran Tómbola y desde hace mucho tiempo ya se sabe donde toca...