LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

martes, 27 de marzo de 2007

Savater y el alma eterna (3)

Para FS, la religión, sea la islámica o sea la cristiana, es siempre fuente de intolerancia, cerrazón y violencia.
Y es cierto que se han cometido crímenes, y no pocos, tomando el nombre de Dios en falso. Pero no es menos cierto que también se ha asesinado, y no poco, en nombre de la Libertad, o de la Patria, o del Socialismo... El Terror de la Revolución francesa, ¿era por la religión o más bien contra la religión?
Regímenes ateos fueron los de Hitler, Stalin, Mao, Pol Pot... y FS parece olvidarse por completo de sus millones de víctimas. Ni una sola mención.
Miento. Sí hay una mención, dos líneas sobre el GULAG. Helas aquí:
"...su culto [el del Ser Supremo del monoteísmo] dio origen a las primeras persecuciones ideológicas de la historia: la Inquisición inauguró unos procedimientos de buceo en la intimidad de las mentes y castigo de los disidentes que después culminaron en el Terror revolucionario, el GULAG y demás abusos totalitarios..." (p. 129)
O sea, que de los crímenes de los ateos Stalin o Pol Pot tiene la culpa, en el fondo... ¡la Santa Inquisición!
Qué arte, Fernando.
[La "reeducación" en el Gulag]

8 comentarios:

Peter dijo...

Es la repetidísima calumnia contemporánea: la religión es el origen de todos los males, o al menos de bastantes (ver hoy el blog de Arcadi Espada). Y es el dogma reinante: el escepticismo es la religión natural de pensadores y escritores.

Ignacio dijo...

Bueno, parece cierto que un escéptico jamás se arrojará forrado de bombas en un mercado.

En mi opinión la distinciópn entre crímenes de la Inquisición o de Mao es ociosa: todos se cometieron en mombre de uno u otro pensamiento religioso.

No es que no se puedan atribuir crímenes al liberalismo escéptico: tenemos a África entera señalándonos con el dedo, no había nada de fanatismo ideológico en el montaje de explotación colonial.

Pero creo que se puede afirmar que hoy por hoy sin religiones el mundo sería un lugar más tranquilo.

CB dijo...

Ya, y la condena a muerte de Sócrates a cargo del muy demócrata partido de Trasíbulo, y los millares de cristianos despedazados por no reconocer la divinidad de los césares de turno, etc. etc. ¿qué eran? ¿ensayos preinaugurales de la Inquisición?

Qué aburrimiento. No imaginaba que Savater pudiera caer tan bajo.

Joaquín dijo...

La religión es un agarradero, y acudir a esta imagen no le resta dignidad. Es como una tabla a la que asirse en medio del mar (imagen que emplea Ratzinger, en su introducción al cristianismo). Sin religión, se vive desesperado o narcotizado (aunque yo personalmente no me puedo imaginar cómo, porque soy creyente). Quien dice que se puede vivir serenamente en el ateísmo nos tendrían que contar cómo pasan los tragos más duros de la existencia. Luego vienen los casos de eutanasia, que estamos viendo.

Ignacio dijo...

Por ahí podemos entendernos, Joaquín. Nadie discute la dignidad del agarradero, sólo pedimos que se defina como tal. No como algo real.

Una técnica, un sistema, una manera de enfrentar la vida y soportar el dolor. Hay otras: las drogas, por ejemplo.

Algunos preferimos enfrentarlo a pelo, pero no seré yo quien desprecie a los escapistas. Mientras no se metan en mi vida ni vengan con bombas atadas al cuerpo.

Joaquín dijo...

Ahora que en Sevilla (como en muchos pueblos de España) vamos a celebrar de un modo muy especial la Semana Santa, se me viene a la mente la escena, puede ser que idealizada, del diálogo de Jesús en la cruz con los dos ladrones (el bueno y el malo). Creo que todos estamos clavados en nuestras cruces vitales, y que somos muy libres de aceptar, o repudiar, el ofrecimiento del Santo. Vamos, ser "buenos ladrones" que aspiran a llegar al Paraíso, o "malos ladrones" a los que tragará la aniquilación de la nada.

Anónimo dijo...

Entonces, ¿ha sido Dios el que le ha robado el alma a mi hijo, haciéndole autista? ¿Qué culpas tenía él? Prefiero no creer en el buen Señor. Y que no me venga nadie a decir que de aquí saldrá algún bien. Yo no sé si existe Dios o no, pero si lo hubiese, me tendría que apuntar a la asociación de sus víctimas.

Joaquín dijo...

Señor Anónimo, qué idea más limitada tiene Vd. de Dios, como si fuese un vecino puñetero que nos quiere fastidiar. Cuando pretendemos medir a Dios con nuestros patrones ("el que la hace la paga", etc.) ya no tenemos a Dios, sino otra cosa más miserable, a la que desde luego sí se le puede llamar invención humana.