LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

sábado, 5 de mayo de 2007

El que no sabe, pregunta

Dice José Mateos: "Quien busca a Dios ya lo ha encontrado".
Y José Luis García Martín se lo explica -aquí- de este modo: "Porque Dios quizá no sea otra cosa que el deseo de Dios".
Y a uno se le queda rondando por los desvanes del cerebro la siguiente pregunta: "¿Existiría la sed si no existiera el agua?"

10 comentarios:

Lopera in the nest dijo...

¿Existiría la vida si no existiera el agua?. ¿Existiría la vida si los átomos de la molécula de agua se organizaran con otro ángulo distinto al que tienen en el estado líquido?.

Joaquín dijo...

"Fecisti nos ad te et inquietum est cor nostrum, donec requiescat in te" (Confessiones).

Un rasgo singular de la reflexión filosófica es que avanza con la admiración y el interrogante. Los textos de Aristóteles comienzan siempre planteando los problemas o asuntos que aguardan respuesta. Por no mencionar la Summa de Santo Tomás, que es una férrea sucesión de preguntas y respuestas. Creo que sólo el hombre es capaz de preguntarse cosas (el animal tal vez sólo se sorprende), y es lo que de verdad lo que le distingue. Una pregunta es como un arco tendido, apuntando a una diana.

Rocío Arana dijo...

Muy bueno lo del desván, y toda la entrada...

Ignacio dijo...

Hombre, si dios es sólo el deseo de dios entonces toda esa fatigosa construcción llamada teología, que parte de la base de que por el contrario tal individuo existe de verdad, queda cancelada.

Y yo no tendría nada que objetar al respecto, claro. Los deseos son gratis, no son falsables ni desmentibles ni suponen mayormente fundamento de nada.

canalsu dijo...

Para mí existe unos días sí y otros no, algunos más que otros, depende…y no estoy hablando de Ronaldinho, es que no sé cómo explicarlo o explicarme.

Carlos RM dijo...

Al hilo de la entrada, otra idea cuyo autor no recuerdo: En la búsqueda de Dios está Dios entero (o algo así).

El Cerrajero dijo...

Lo peor son los que buscaban a Dios y se toparon con Rodríguez el Traidor.

Jesús Beades dijo...

Muy neoplatónico le veo, Sr. Baltanás; ese argumento -o menos: pregunta retórica- sigue siendo muy bueno. Leeremos a Mateos.

Dekarde dijo...

El deseo de cualquier ser vivo de seguir viviendo indefinidamente, o sea, el instinto de supervivencia ¿es prueba, o, al menos, indicio de que existe la inmortalidad, también para todo ser vivo?

Ya lanzados a las interrogaciones retóricas, prefiero la del poeta:

¿Y ha de morir contigo el mundo mago
donde guarda el recuerdo
los hálitos más puros de la vida,
la blanca sombra del amor primero,
la voz que fue a tu corazón, la mano
que tú querías retener en sueños,
y todos los amores
que llegaron al alma, al hondo cielo?
¿Y ha de morir contigo el mundo tuyo,
la vieja vida en orden tuyo y nuevo?
¿Los yunques y crisoles de tu alma
trabajan para el polvo y para el viento?

Don Julián Marías, en una “tercera” de ABC de hace algunos años, le respondía a don Antonio que no, que de eso nada. Dios quiera que Dios sea de la misma opinión que don Julián...

José R. Suárez dijo...

Yo me voy a darle vueltas al asunto...

Post Scriptum Que es lo que hacemos con un objeto cuando lo cogemos y no sabemos qué es ni para qué sirve.