LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

viernes, 8 de mayo de 2009

Ay, estos hijos

* Un alumno de segundo de bachillerato, al que pregunto si sabe en qué fecha murió Antonio Machado, me responde que bueno, que... el año no lo sabe fijo, pero que murió fusilado en la guerra civil...
Yo me doy a pensar que quizás por su tiernísima edad, este chico debe de creer que nadie se muere así porque sí, sin que nadie lo mate. O que en las guerras ya no mata el enfisema o la arterioesclerosis, sino sólo las balas, que tienen barra libre.
(El chico es vástago de una ilustre familia de derechas de toda la vida....).

* Pregunto a los alumnos de quinto de filología qué están leyendo ahora. Aclaro que excluyendo las lecturas obligatorias de clase. Nada. Ninguno. Ni erasmos ni nacionales. Que no les da tiempo. Que sólo pueden leer lo que les mandan leer los profesores. Les digo que les comprendo. Lo que en verdad comprendo es que me dan muchísima pena. Pero no sé por qué.

* A estos mismos alumnos, cuando sale la palabra "potro" en una comedia de Lope de Vega. No, tampoco sabe ninguno a que puede referirse. Cuando les digo "potro de tortura", alguno hace gestos de que ahora sí. Pero, ¿sabrán en qué consistía este artilugio exactamente? Esto ya no me atrevo a preguntarlo.

4 comentarios:

Luis Jesus Torres dijo...

Machado murió, el mismo dia que dejó de estar vivo.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Pero esa falta de memoria y de conocimientos no se refiere sólo al vocabulario o a los datos históricos. Hoy he asistido a un "taller musical" en el que las intérpretes tocaban melodías muy sencillas y conocidas, con la esperanza de que los chicos las identificaran. Pero no: ni el baile más conocido de "West Side Story", ni la balada de "Cats"... Casi casi se queda sin identificar la melodía de "Looney Tunes", en fin, la de "fantasías animadas de ayer y hoy", la serie de dibujos animados en la que salía Bugs Bunny y el cerdito Porky. Ya sé que algunas de estas cosas no son intrínsecamente más valiosas que otras que estos chicos sí conocen muy bien. Pero lo que me llama la atención es la ruptura de la cadena de transmisión: yo sí conocía las canciones de la juventud de mi madre, por ejemplo, porque se las oía cantar a ella.

Tomás Rodríguez Reyes dijo...

También se da el siguiente caso: Un alumno le pregunta a su profesor de la Facultad, el mismo que le enseña diariamente qué es la literatura, ¿Conoce usted (presupongo el usted) a Rilke, acaso leyó a Kafka, desde cuando no relee El Quijote? Y el profesor se embarga de estupor y le suelta una ristra de nombres de escritores desconocidos, pero que forman parte de su currículo. Todo hay que decirlo. Salud.

Jesús Sanz Rioja dijo...

También 2º de Bachillerato: les pongo a comentar una columna de Carlos Semprún Maura donde viene a decir que la literatura que se hacía en la España franquista era mejor que la del exilio, a pesar de la censura. Bueno, pues algunos dicen que el texto habla de la censura franquista, que no se podía publicar libremente, y tal: se me cae la barbilla hasta los compañones. Estos chicos funcionan con cuatro clichés y sacan el que más al caso viene según la ocasión.