LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

sábado, 2 de mayo de 2009

La magia de los números

El contador de visitantes que hay en la parte inferior de esta bitácora acaba de marcar una cifra redonda: 150.000. Ese contador lo puse algo después de haber abierto el blog, así que no se trata de un número exacto; tampoco sé muy bien lo que implica esa diferencia entre "páginas vistas" y "visitantes únicos", ni me importa gran cosa.

No me interesa la estadística sino la magia del número. Y no porque crea que aniversarios, centenarios, cincuentenarios... signifiquen algo por sí mismos. Son, como sabe Vila-Matas, tan sólo un pretexto (¿quizá por eso que publicara "Para acabar con los números redondos" en la editorial de los pretextos?) y a veces una paliza y una pesadez.

Pero, a lo que vamos: aquí la magia no se encuentra en el número, sino en vosotros, pacientes lectores, callados o parlantes, habituales o esporádicos, concordes o discrepantes, faltones o cortesanos... de aquí y de acullá.

Pues esa magia es la que hoy quería celebrar y, sobre todo, agradecer. Porque sin este diálogo, aunque sea sin palabras, ¿existiría algo? No esto ni aquello, nada. Y menos que nada, esta bitácora.

(Por cierto, y hablando de números, y aunque sé que no me lee porque no he conseguido aún que se enganche al internet, hoy cumple mi padre sus primeros ochenta y seis años de vida: felicidades, papá).

6 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

Pues enhorabuena por la magia, Enrique, sirva el número redondo para recordarlo, y por supuesto felicidades a tu padre, que aunque no te lea seguro que le llega el detalle.

Luis Jesus Torres dijo...

Efectivamente, los numeros son mágicos; tan magios que tu blog tiene un numero redondo y el mio tiene el numero del campeon( 1 visitante ).

Un saludo Enrique.

Olga B. dijo...

Yo sí creo en los números, para bien y para mal: creo que son cosa de brujas y bribones y, también, una conmovedora forma de intentar atrapar la realidad. Lectores hoy, y esos primeros ochenta y seis años de su padre; posesiones, amores, días, horas... todo lo contamos y todo se escapa. Pero la cifra nos deja una curiosa tranquilidad de propietarios. 150.000. Felicidades.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

La magia de los números redondos reside en eso, supongo: en que dan ocasión a celebrar lo que merece ser celebrado. Enhorabuena por estas 150.000 lecturas. Y que siga.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Pues enhorabuena por tan redonda cifra. O rotunda.

José R. Suárez dijo...

Aquí habemos de .

P.S. ¡Hasta 150.000 visitantes!