LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

domingo, 10 de mayo de 2009

Pañuelo al viento para Andrés Mirón

La revista Puerto Norte y Sur, que se publica o publicaba en Albion (Michigan, USA), dedicó su número de primavera de 1998 al poeta sevillano Andrés Mirón (Guadalcanal, 1941 - Sevilla, 2004). Participé en el homenaje con este poema cuyo título es el mismo de la entrada:

Querido Andrés: me piden unos versos
amigos que hoy fondean en el puerto

abrigado y seguro de tu obra,
que es árbol alto de inmarchitas hojas.

Y, aunque torpe, inseguro, tropezando

en acentos y en rimas, un abrazo
quiero enviarte a ti y a tu poesía,
que en mi tiniebla ha sido llama viva

que alumbra y da calor en esas horas

turbias e inciertas en que un hombre añora

un no sé qué, un vago sentimiento

que el poeta modula, verso a verso.

Tú bajaste de la alta serranía

a la llana muralla de Sevilla,

y hoy te alejas de nuevo, en ese barco
que une orillas de sangre y verbo hermano.

Feliz viaje, Andrés, de sur a norte,

que te eligió quien sabe y quien conoce

la ley del oro que en tu verso brilla,

y se cotiza al alza en dos orillas.

Tú no mires el ripio, mira sólo,

Andrés, amigo, la amistad sin dolo

que transforma mi pluma en un pañuelo,

diciendo adiós, diciendo buen regreso,

y feliz singladura a vida y obra,

a que aún deseo sus mejores horas.

Andrés Mirón falleció en accidente de tráfico el ocho de octubre de 2004, cuando la vida parecía sonreirle por fin en tantos aspectos (vida y obra...). Hoy he querido acordarme o, mejor dicho, me he acordado sin querer, de este buen amigo y excelente poeta, cuya ausencia aún duele.