LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

sábado, 22 de agosto de 2009

La autopsia de Antonio Machado

Véase la Revista Española de Patología.

Sin embargo, el autor del artículo, el Dr. Ruiz Liso (un interesante artículo suyo sobre el aborto, AQUÍ), no parece haber tenido en cuenta las declaraciones del propio Machado sobre su salud. El 2 de noviembre de 1930, por ejemplo, y no es la única alusión al asunto en su correspondencia, rigurosamente editada y anotada por Jordi Doménech, le escribe a Pilar Valderrama:

"Tengo que permanecer en Madrid hasta mañana por lo menos, para asistir a la clínica del Dr. Jiménez, que quiere hacerme un reconocimiento detallado. No estoy bueno, diosa mía. Sólo a tu lado me siento vivir intensamente, con olvido de todo. Sí, en esos momentos, soy feliz, fuerte, joven, sano... Después, empiezo a decaer, y a recaer en mi abatimiento. Pero ahora, quiero seguir tu consejo y hacerme reconocer seriamente, y proponerme hacer lo preciso para mejorar un poco la salud."

En esa misma carta, más adelante, confiesa que se conformaría con vivir dos años más, que son los que calcula le faltan para concluir su obra.

Y por cierto, ya que los restos de don Antonio están perfectamente localizados, no entiendo cómo no se le ha ocurrido a alguien exhumarlos y hacerles una necropsia. Bueno, no quiero dar ideas.

4 comentarios:

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Espero que Garzón lea tu entrada.

Jordi Doménech dijo...

Caramba, Enrique, siempre estás en todo.
El artículo del Dr. Ruiz Liso me parece excelente, y coincido completamente con su diagnóstico. Machado padeció en sus últimos años de un enfisema pulmonar -además quizá de arteriosclerosis en las piernas-, todo ello debido al tabaco, y que hacía que se asfixiara al dar apenas unos pocos pasos.
Gracias por colgar ese interesantísimo artículo y estar tan atento. Un saludo, Jordi Doménech

Enrique Baltanás dijo...

De lo que no estoy yo tan seguro, Jordi, es de que todo se debiera al tabaco (factor muy importante, sin duda). Debió de haber factores genéticos también: no olvidemos que su padre murió a los 47 años (¿de qué?).
Saludos.

Luis Jesús Torres dijo...

No viene al caso, pero era la única manera de ponerme en contacto contigo.

El fin de semana del 19 de septiembre hay en Mairena un teatro homenaje a Machado.