LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

jueves, 15 de febrero de 2007

Las nuevas tertulias literarias

Interesante artículo el de Vicente Luis Mora en el último número de Mercurio, titulado Blogs: la nuevas tertulias literarias. En él se destacan los aspectos novedosos de los blogs: la interactividad, el carácter de obra en marcha, la difusión mucho mayor que la que se puede obtener a través del canal impreso, o sea, del libro...
Por mi parte, creo que el blog es un nuevo soporte, pero nada más que un soporte, al igual que el objeto libro. Hay blogs de muchas clases, como hay libros de los más variados géneros. En uno y otro soporte caben el dietario, la novela, la poesía, la divulgación científica, y un infinito etcétera. Incluso todo a la vez, del mismo modo que un libro titulado Obras selectas de Fulanito incluirían su poesía, su epistolario, ensayo o teatro, caso de que hubiese cultivado todos esos géneros.
Sospecha Vicente Luis Mora, y creo que no se equivoca demasiado, que todo bloguero letraherido aspira a verse publicado en formato libro, porque el libro conserva un aura de prestigio, un modo de sanción canónica que el gratis total del blog no alcanza.
Ya veremos, de todos modos, si dentro de unos años todo esto continúa siendo así. Porque los tiempos cambian que es una barbaridad.

3 comentarios:

Joaquín dijo...

El medio físico también da forma a los "géneros" literarios, como el 'pliego de cordel' es un especimen literario condicionado por la restricción de la forma. No dudo que los 'blogs' están 'generando' formas literarias nuevas. La edición en posterior en libro físico es una corrupción del primer intento expresivo.

anacó dijo...

Habría que ver, hay de todo, quien habiendo publicado uno o varios libros tiene en el blog la posibilidad de escribir con una frecuencia mayor, una difusión también más amplia y sobre un banico de temas menos encorsetado por el espacio físico del libro. Por otr parte estarían aquellos para los que el blog es la antesala del libro, su cuarto de gimnasia, por así decir. Y otros que no aspiran a publicar nada, sino simplemente pasar un buen rato escribiendo y tratando de tener sus 15 minutos de fama correspondientes

Enrique Baltanás dijo...

Anacó, muy bueno eso del cuarto de gimnasia.