LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

domingo, 11 de febrero de 2007

Leve vuelo

  • No es arte si no consigues enterarte.
  • Todos somos escritores. Todos escribimos el libro de nuestra vida. Aunque no la pongamos por escrito o, si acaso, con tinta invisible.
  • La Historia humana es como una larguísima, interminable película. Se suceden las imágenes, pero el espectador es siempre el mismo: la Eternidad.
  • Según los científicos, el tiempo es una propiedad de la materia. Eso, de la materia.

5 comentarios:

Joaquín dijo...

Juraría que el tiempo no existe.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Lo de la película, ¿no será más bien al revés? Es decir, la Historia son los espectadores que van pasando por la sala, y la eternidad es la película. Una película que nadie termina de abarcar, de la que no vemos más que un trozo, y sobre cuyo principio y final elucubramos.

Joaquín dijo...

Que nos preguntemos qué son la materia y el tiempo, es como si a un pez le preguntasen qué es el agua.

Claudio dijo...

"A veces me entra un poco de vértigo al pensar en todo lo que los hombres han escrito. Me siento impotente ante el talento de tantas inteligencias puestas en marcha. El conjunto del saber humano, pasado y presente, es sencillamente prodigioso. Siento en mí, no sé si tú también, cierto deseo de asimilarlo todo en una visión sintética, capaz de aglutinar de una vez los actos intelectuales míos y de mis antepasados. A veces me imagino la eternidad como la simultaneidad de todo el saber"

Ricardo Yepes Stork



Eso, la eternidad.

Verónica dijo...

Lo del espacio y el tiempo, me apasiona desde antiguo. Precisamente, uno de los prejuicios de la Modernidad es considerar, siguiendo a Kant, que el espacio y el tiempo son las formas "a priori" del entendimiento, y que, por tanto, el hombre no puede conocer nada que esté más allá de estas categorías. Craso error, que aún pagamos caro. De ahí, a la muerte de Dios proclamada a voz en cuello por Nietzsche va un paso. Y ahí estamos, aunque algunos no lo sepan, o no quieran darse cuenta. ¿Para cuándo saldremos del marasmo de la Post-modernidad?

PD. Magnífica entrada, en esta mi primera incursión en este blog.