LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

jueves, 2 de noviembre de 2006

Postrimerías (o postvolaterías de noviembre)


[El cementerio de Châlons-sur-Marne, de Félix Valloton, 1917]


La muerte no es un cierre, sino una apertura.

*

Uno no sabe quién es hasta que no se muere.

*

A mí lo que me asusta no es saber que voy a morir, sino que voy a resucitar.

*

Si no estás preparado para la muerte, no estás preparado para la vida.

*

O dicho de otro modo: Quien no se toma en serio la muerte es incapaz de tomarse en serio la vida.

*

La muerte es el fogonazo de la cámara que nos inmortaliza.

*

Yo no voy al cementerio; me basta pasear por la calle.

*

No estoy seguro de que en el cielo hablemos en latín, pero sí de que en el infierno hablaremos en esperanto.

*

Los muertos carecen de fe, de esperanza, de caridad. Ya sólo tienen evidencia.

*

“No creo en el otro mundo.” —“Porque tampoco crees demasiado en éste.”

*

Conciliábulo de filósofos en el Purgatorio. Todos mascullan entre dientes lo mismo: “No, si ya decía yo que…”

*

¿Y si se lograse demostrar que después de la muerte no había nada, que todo acababa aquí? A los muertos les daría igual, pero los vivos se encontrarían con un serio problema.

*

Hay un hilo que une a los vivos y a los muertos, y es un hilo de acero, duro y flexible.

*

Es conveniente rezar por los vivos, es imprescindible rezar por los muertos.

13 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Espléndidas. El del esperanto seguro que desde Chile te lo aplaude con ganas Ibáñez Langlois. El del hilo de acero me tiene cogido. Y, finalmente, el del fogonazo es deslumbrante.
Enhorabuena y gracias.

Arp dijo...

Me quedo con el del esperanto y el de los filósofos en el purgatorio, aunque todos están muy bien.

Rocio Arana dijo...

Me gusta sobre todo el del fogonazo, y el de la evidencia. Mmmmm!

sieterrevueltas dijo...

Hay quien se asusta por la posibilidad de que después de la muerte no haya nada. ¿Pero es que antes hay algo?
Firmado: un optimista convencido.

Dal dijo...

Buenísimos.

Muy bueno el del esperanto (y muy solidario el uso de la primera persona del plural en ambos casos), y genial el de los filósofos.

Sólo un pero (de Pepito Grillo): en el cielo hay evidencia, sí, pero también caridad a espuertas (S. Pablo lo atestigua en 1 Cor 13 y, al fin y al cabo, Deus charitas est).

Carlos RM dijo...

Magistrales, desde el título hasta la última postvolatería pasando por el subtítulo. Estoy con Enrique, la del fogonazo es deslumbrante. A sus pies, Baltanás.

Anónimo dijo...

tion pri Esperanto mi ne komprenas! ¿¿???

Joaquín dijo...

Siempre digo que felizmente la muerte es la única experiencia que compartiremos todos.

Breo Tosar dijo...

Muy buena entrada. Hablando de la muerte, ahí va un chiste:

Le dice un feto a otro: "oye ¿tú crees que hay vida despues del parto?"
y el otro contesta: "No creo, nadie ha regresado despues del parto para contarlo."

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Me ha intrigado lo del esperanto. Casa bien con la inquina que siempre les he tenido a las lenguas artificiales. Hay regiones españolas, por cierto, donde se habla una especie de esperanto por decreto. Un anticipo del infierno.

Anónimo dijo...

¡Anda! ¿y qué regiones son esas? y con eso de "especie de esperanto" ¿a qué te refieres? ¿es una lengua artificial? No tenía ni idea.

Saludos

La hormiguita dijo...

Genial.

AnaCó dijo...

¡Geniales! Yo -cómo no- me quedo con el de los filósofos y el esperanto, y esa curiosa prueba de identidad que es el morirse.
Muchas gracias!