LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

lunes, 14 de abril de 2008

La materia de Francia (y III)

LES SENTIMENTS, LES SENSATIONS

Plus que les sentiments

liés tant de fois aux grands mots

toujours j’ai préféré les sensations

concrètes et vigoureuses.

Les odeurs de l’automne en forêt,

la robe pourpre de la rose

à l’heure de l’aube, evoquée

par Ronsard éternellement.

Le bouquet de ce vin,

sa couleur, sa note pâle,

sa mémoire demeurée.

Le chant des oiseaux

et la musique de l’eau

et la rumeur des hommes

dans la ville et les champs.

Les murmures et les voix.

À ton coeur imprenable

je préfère le toucher

de ta peau blanche et fraîche

qui me fait tressaillir.

Mieux que les sentiments,

les sensations, rien que les sensations

infinies et précises.


LOS SENTIMIENTOS, LAS SENSACIONES


Más que los sentimientos,

ligados tantas veces a las grandes palabras,

siempre he preferido

las sensaciones concretas y vigorosas.

Los olores del otoño en la arboleda,

la púrpura vestimenta de la rosa

a la hora del alba, evocada

por Ronsard eternamente.

El aroma de un vino,

su color, su matiz pálido,

su memoria demorada.

El canto de los pájaros

y la música del agua

y el rumor de los hombres

en la ciudad y los campos.

Los murmullos y las voces.

A tu corazón inexpugnable,

prefiero el tacto

de tu piel blanca y fresca

que me hace estremecer.

Mejor que los sentimientos,

las sensaciones, solo las sensaciones

infinitas y precisas.


[Traducción de José María Delgado]

4 comentarios:

Joaquín dijo...

Enrique, gracias por tu visita en el "Parvulario Tomista". Estoy haciendo que caliente el motor. Parece que ponerse en marcha es lo que más cuesta.

CB dijo...

Estupendo poema y estupendas sensaciones, sí, el olor del otoño, el púrpura de la rosa, la música del agua, el bouquet del vino... está usted hecho un Condillac, Monsieur Baltanas.
Pero, volviendo a le contenu, ¿no le parece a vous que le toucher de sa peau no le haría tressaillir en absoluto si no se muriera de sentimiento por son coeur imprenable?¿Y rien que les sensations infinies no le parece que acabaría siendo de lo más ennuyant?
Digo más que nada por decir algo.
Ay, y que me encanta ese parvulario.

Enrique Baltanás dijo...

En efecto, CB, y debo reconocer que a día de hoy no hubiera suscrito este poema, o no lo habría escrito. Hoy, desde luego, no me reconzoco en su filosofía.
¡Mais!
Ah, y el parvulario promete, habrá que seguirlo.
(Gracias por leerme y por acompañarme).

CB dijo...

Pas de quoi!! Gracias a ti por permitirlo, naturalmente.