LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

jueves, 7 de junio de 2007

Algo más sobre la mitad de la naranja

La mentira romántica confunde la predestinación con la elección. Quiere presentarnos como predestinación lo que es elección. ¿Por qué? Porque trata de negar, ocultar, relativizar cuanto pueda la voluntad. Carecemos de voluntad. Por lo tanto, carecemos de verdadera libertad. No somos responsables.
Ésta es la verdadera teoría romántica del amor. La que conduce a tantas gentes a despeñarse por el barranco del vacío vital.

5 comentarios:

victoria dijo...

Yo no creo que en la visión romántica del mundo todo sea predestinación. Hay también mucho y esencial de voluntarismo en el héroe romántico (que poco tiene de moderno y seguramente aún menos que ver con nosotros), incluso en la aceptación (lo inexorable no se puede evitar por definición, pero sí aceptarse o negarse) del propio destino.

Enrique Baltanás dijo...

Empleo la expresión mentira romántica en el sentido que le da Girard en uno de sus libros más conocidos. No está referido sin embargo a ninguna época particular. Es una actitud.
Y sí, coincido: el voluntarismo (pero el voluntarismo mimético)queda disfrazado de predestinación.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Como le dije en el post anterior ha dado usted en la tecla. Creer en la predestinación, va dirigido a eliminar la voluntad y por lo tanto la responsabilidad. Creer que ese amor era inevitable sólo va dirigido a eximirnos de culpa cuando el fracaso nos vence.

Aunque a veces, es difícil no creer en la predestinación, cuando las casualidades se suceden para forzar en encuentro.

Jesús Beades dijo...

Algo que tiene de bueno el enamoramiento es que se refiere a algo que sucede, al margen de nuestra voluntad, y ante lo que se inclina, reverente, la cabeza. Existe algo que no es nuestro yo, más fuerte que nosotros, y ese reconocimiento de la realidad externa es muy bueno para el alma.
Otro asunto es el discernimiento de la "idoneidad", al elegir esposa. Muy necesario.

butherfly dijo...

La predestinación, no es sólo un camino, sino varios, de los cuales nosotros tiramos los hilos en nuestro libre albedrío... y las posibilidades alternas de nuestra elección...
Al menos esa es mi teoría... pues creo firmemente que todo tiene un objetivo y caminos trazados, sólo tenemos la opción de qué camino tomar y nos dará el resultado..
SALUDOS