LA FRASE

"Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad."

Sir Arthur Conan Doyle

lunes, 11 de junio de 2007

Himnos

Me invitaba hace unos días Gutiforever en el blog de Natalia Pastor a dar mi opinión sobre el asunto del himno.
Y mi opinión es que la Marcha Real puede pasar perfectamente sin letra. Yo ya me conformaría, ya, con que la gente, me refiero a los civiles, lo escuchara en posición de firmes y con actitud de respeto.
Las letras de los himnos son casi todas bastante discutibles. Piénsese en la Marsellesa, que es una invitación al derramamiento de sangre (francesa, además) o en ese en que se nos anima a los andaluces a levantarnos y pedir tierra y libertad.
Ahora, si los poetas o las sociedades quieren poner letra, no hay inconveniente. Con tal que no sea oficial.
En España nunca hemos podido o sabido tener letras oficiales. Creo que ni el himno de Riego llegó a tener una que fuera la oficial (no estoy seguro). La Marcha Real nunca tuvo letra. Aunque hubo poetas que se la pusieron. Marquina o Pemán. No tuvieron éxito. En el colegio lo que cantábamos, trabucando a Pemán, era:
Viva España,
tres kilos de castañas
y un real de sal...

Letra de Eduardo Marquina:

Gloria, gloria, corona de la Patria,
soberana luz
que es oro en tu pendón.

Vida, vida, futuro de la Patria,
que en tus ojos es
abierto corazón.

Púrpura y oro: bandera inmortal;
en tus colores, juntas, carne y alma están.

Púrpura y oro: querer y lograr;
Tú eres, bandera, el signo del humano afán.

Gloria, gloria, corona de la Patria,
soberana luz
que es oro en tu pendón.

Púrpura y oro: bandera inmortal;
en tus colores, juntas, carne y alma están.


Letra de José María Pemán:

¡Viva España!
Alzad los brazos, hijos
del pueblo español,
que vuelve a resurgir.
Gloria a la Patria que supo seguir,
sobre el azul del mar el caminar del sol.

¡Triunfa España!
Los yunques y las ruedas
cantan al compás
del himno de la fe.

Juntos con ellos cantemos de pie
la vida nueva y fuerte de trabajo y paz.


5 comentarios:

gutiforever dijo...

Mi amigo Enzo,que es un turinés de madre holandesa,me comentaba el otro dia,que la polémica del himno en España,es un termómetro perfecto par marcar el grado de deterioro al que ha llegado nuestro país.
Y tiene toda la razón.Al margen,como comenta Enrique Baltanás,de la necesidad o no de una letra,lo que denota,es la fractura,la sima que existe entre territorios y comunidades,hasta el punto de que no se tarte ya de nacionalísmos más o menos exarcerbados,sino de aldeanismo montaraz.
Malos tiempos para la lírica.

Mr Quaker dijo...

El problema del himno español no es la letra, sino la música, que parece escogida para disolver un motín con un par de regimientos flamencos. Carlos III no tenía ni gusto ni tiempo para la música y no en vano una de sus primeras órdenes al llegar a Madrid fue despedir a Farinelli y mandarle presto a Bolonia.

canalsu dijo...

Hace treinta años, mi amigo y yo nos reíamos de estas cosas con la soberbia de los jóvenes "convenientemente preparados". Hoy, él va a cumplir su segundo mandato de alcalde y yo dedico el escaso tiempo libre del que dispongo en un blog que consuela mis temores cívicos. ¿Quien nos lo iba a decir?

Yo tampoco le pondría letra, me basta con la música. Como yo no sé ruso, el que siempre me ha gustado más es el de la antigua URSS, además, ¿qué problema hay en hacer lo que el gran Garmendia?

Ta chan, ta chan, tachán, tachán tachán, ta, ta, ta, ta, ta, ta, ta, ta, tachaaaaan…

José R. Suárez dijo...

Entre la bandera, que fue seleccionada porque era la que mejor se veía de lejos y el himno y el escaso gusto musical de Carlos III según mr quaker, aviados vamos.

Post Scriptum Todo un poema, vamos... Sin serlo.

Emilio Quintana dijo...

Yo creo que un himno no debe tener letra. El problema del himno español no es la música sino los arreglos de banda militar de cuarta fila.